Un día bajo el plácido y despejado mes de febrero, acompañados de la escasa y frágil nieve y el fundido hielo cristalino.

Una mirada como nunca antes hubieras imaginado. Vestigios y formas caprichosas de un paisaje modelado hace miles de años por el arte del hielo. El destino soñado para quienes anhelan llegar partiendo un camino desde las faldas de Gredos, gargantas adentro, dejando atrás en el fondo del valle la vida, los pueblos y el día a día.

Y es que el destino guarda una entrañable sorpresa. Un lugar mágico, que inspira espíritu salvaje y te lleva a explorar lo desconocido de la aventura y el misterio. El lugar no merece menos pues sus vistas desde Prado Pozas, el Alto de Barrerones o el Circo de Gredos te invitan a sentirte más conectado que nunca a Gredos.

Y aun siendo una laguna glaciar más de Gredos, todas ellas únicas y merecedoras de cualquier esfuerzo, lágrima o sudor que el cuerpo cante, estamos ante la laguna de origen glaciar más grande de la zona, con una profundidad máxima en determinados puntos de hasta 6 metros, de 325 hectáreas y un perímetro de más de 2 kilómetros. Ahora es momento del verdor de la primavera, el brote de las flores (algunas endémicas) más curiosas que tus ojos podrán ver, la dulce presencia de su fauna ibérica y el mar amarillo que cubren sus faldas de piorno. Pronto volverás a encontrarte con las sensaciones que te produce el cuerpo al pasar por sus gélidas y congeladas aguas en mitad del abrazo de su hielo.

Laguna Glaciar de Gredos, destino y cuna montañera abulense

No podemos pasar estas breves y leves palabras sin recordar la necesidad y debida precaución que hemos de tener en consideración cuando realicemos actividades por la montaña. La seguridad, el calzado adecuado a estas características del terreno, la exposición a los fenómenos meteorológicos adversos que puedan darse debido a estar en un espacio de alta montaña y alejados del punto de partida, llevar mochila equipada con las necesidades de la época del año, alimentación y avituallamiento, así como una forma de vestirse por capas que hagan de esta experiencia un viaje de ensueño y no una pesadilla. Practica deporte en grupo, a través de un club y fedérate para seguridad de todos, por tu bien.

Mientras… Gredos te esta esperando. Para que descubras sus secretos. Y para que lo cuides y así tus hijos tengan también la oportunidad que tú has tenido.

Un lugar llamado casa: Laguna Grande de Gredos #DestinoGredos

Texto de Santi Úbeda (@santiubeda5)