“En la montaña hay que tener miedo, no terror. El miedo es importante para sobrevivir”

2014-03-10T16:02:50+02:00 marzo 10th, 2014|Noticias|0 Comments

 

  • Eloy Santín, promotor del proyecto ‘Dosmiles de Castilla y León’, asegura que la accesibilidad de cumbres como el Almanzor, el Curavacas o el Espigüete provocan gran parte de los accidentes

 

  • El fallecimiento de cinco personas en Gredos aviva la polémica de la falta de formación de los nuevos montañeros

 

Eloy Santín. /Patrimonio Natural

Eloy Santín lleva toda una vida en la montaña. Tanto, que el deportista berciano acaba de publicar, junto a Ignacio Sáez, ‘Dosmiles de Castilla y León’, un proyecto que cataloga 
las montañas de más de 2.000 metros de la Comunidad. Su dilatada trayectoria le convierte en una de las voces más autorizadas para valorar el auge de las actividades deportivas relacionadas con la montaña en Castilla y León y sus consecuencias.

Para el veterano montañero, muchos de los accidentes mortales, en un comienzo de año trágico en la Comunidad, y en especial en Gredos donde el pasado fin de semana fallecieron cinco personas, tienen su explicación en el fácil acceso a cumbres “peligrosas” y a la falta de formación -que no de medios- en muchos senderistas, montañeros o deportistas a secas.

“Podemos partir de la idea de que este u otro caso se deben a la mala suerte, que también influye, pero también es verdad que lo del pasado fin de semana no es normal”, comienza Eloy Santín. El deportista del Club Alpino del Bierzo asegura que si hay un pico donde puede suceder una tragedia como la del pasado fin de semana ese es el Almanzor. “Es una ascensión que hace gente preparada y gente inconsciente. Es una montaña muy codiciada y muy peligrosa, como puede suceder también el Curavacas o el Espigüete, en Palencia, o en Peña Ubiña”, afirma. “Son montañas muy accesibles, pero que encierran muchos peligros, y no puedes confiarte por ir con unos crampones de doce puntas y un piolet técnico. Si confías en que si resbalas el piolet te va a agarrar, lo llevas claro. Hay que encordarse y extremar las medidas de seguridad, aunque sea el Almanzor, Peña Ubiña o el Espigüete, esas montañas que están al lado de casa”, incide Eloy. “¿A qué no leemos accidentes en el Naranjo del Bulnes? No lo hacemos, porque son montañas mucho más complejas y que intimidan. El montañero que las sube, sabe lo que se está jugando”, añade.

Nacho Sáez y Eloy Santín. /Nacho SáezEl fallecimiento de los cinco montañeros del pasado fin de semana en Gredos es un número “muy elevado” y para Eloy Santín tiene mucho que ver con la falta de formación. “Ahora ya existen los medios adecuados para realizar una ascensión, pero mucha gente no sabe utilizarlos”, comenta un profesional que recuerda que ha subido el Almanzor con jóvenes deportistas con discapacidad de Asprona Valladolid, pero extremando las medidas de seguridad. “Recuerdo como realizando la ascensión había otros montañeros que nos pedían acceder a nuestra cordada porque no llevaban… ¡¿Cómo no van a suceder cosas?!”, afirma Santín.

 

Temor ante el efecto llamada

El deportista berciano entiende que el efecto llamada es uno de los peores enemigos en estos momentos. “No quiero que se me malinterprete, pero después de un accidente siempre suele haber una mayor afluencia a la zona del suceso. Dicen: ‘yo he estado ahí y no pasa nada’, ‘Todo son exageraciones’, ‘Es una ascensión fácil’… Mientras que los profesionales o las personas que viven y respetan la montaña, pese a su conocimiento, vamos a ir igual, pero con un poco más de precaución, pese a nuestra experiencia”, indica Santín. “En la montaña siempre hay que tener miedo, no terror, pero el miedo es importante para sobrevivir”.

Imagen del accidente del pasado domingo en Gredos. /JCYLLa Federación de Deportes de Montaña, Escalada y Senderismo de Castilla y León (Fdmescyl) incide, al igual que el montañero berciano, en que es necesaria una prevención antes de realizar actividades en la montaña y recuerda a sus federados que antes de participar en una salida se aseguren de meter en la mochila el parte de accidentes.

Alberto Sánchez, otro de los representantes de seguridad de Fdmescyl, también refleja su preocupación por la falta de formación existente en muchas de las personas que se “lanzan a la montaña” con el buen tiempo. “Nos estamos saltando la formación continua. Esa formación que como montañeros teníamos en las salidas de club, asociaciones… Las reuniones con los veteranos y amigos y los paseos de todos los años en los que uno escucha pacientemente consejos, antes de dar el siguiente paso. La paciencia es una de las mejores herramientas en la prevención, y no superar nuestro nivel técnico de forma tan rápida ayuda a evitar accidentes”, concluye el montañero salmantino.


 

Leave A Comment